RAVENS CON TRIUNFO SOBRE SAINTS

Con un marcador de 27 a 13, los Cuervos de Baltimore vuelven a volar en lo más alto

Lamar Jackson y los Ravens no necesitaron la contribución completa de su elenco habitual para silenciar al Superdome.
Kenyan Drake corrió para 93 yardas y dos anotaciones, Justin Houston logró una intercepción para acompañar su tercer juego seguido con múltiples capturas y Baltimore derrotó 27-13 a los Saints de Nueva Orleans el lunes por la noche.
Lamar Jackson lanzó un pase de anotación y frustró a Nueva Orleans (3-6) con su movilidad, consiguiendo 82 yardas y exhibiendo su capacidad de eludir rivales con brincos, cortes y giros para ayudar a que Baltimore (6-3) ganara su tercer partido al hilo y se mantuviera en lo alto de la División Norte de la Conferencia Americana, un juego por delante de Cincinnati.

“La voluntad humana sólo puede lograr las cosas hasta cierto límite. Hubo que soportar mucho”, dijo Drake. “Pero eso es lo que este equipo sabe hacer, desgastar a los rivales y seguirlos acabando durante cuatro cuartos de fútbol americano. Si puedes soportar esto, tendrás más poder, pero a veces no vas a ganar esta batalla”.
Los Saints llegaron al partido con una oportunidad de un triple empate en la cima de la anémica División Sur de la Conferencia Nacional con Atlanta y Tampa Bay. En lugar de ello, fueron superados ampliamente por Baltimore, que no contó con varios titulares ofensivos, incluidos el ala cerrada Mark Andrews y el corredor Gus Edwards.

Los Ravens convirtieron nueve de 15 terceras oportunidades y totalizaron 319 yardas totales. Los Saints se fueron 3 de 11 en tercer down y acabaron con 243 yardas. Baltimore dominó la posesión del balón con 37:47 minutos.

“Nos vencieron en diferentes áreas” reconoció el entrenador Dennis Allen. “El tiempo de posesión es un factor en todas las fases del juego, y por lo tanto no hicimos un buen trabajo en tercer down en ningún aspecto ofensivo ni defensivo”.

Andy Dalton pasó para 210 yardas y el único touchdown de los Saints, obra del tight end Juwan Johnson, cuando el encuentro estaba prácticamente decidido en el cuarto periodo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.