AMÉRICA EMPATA CONTRA SANTOS LAGUNA

Los de Coapa remontaron el marcador y éste finalizó 3 a 3

Todo hermoso cuento también tiene un final y el de las Águilas Invictas llegó. América cortó en 9 victorias su récord tras empatar en casa 3-3 dejando un sabor de triunfo por la entrega y carácter con la que rescataron.

Leo Suárez que conoce a la perfección el Nido azulcrema fue su peor villano desde el arranque y apenas al 7′ tomó el esférico en tres cuartos de cancha y a velocidad se infiltró al área para vencer a Guillermo Ochoa con un disparo cruzado y de esa forma abrir el marcador.

Pero América tenía a su favor el momento que vive Henry Martín y en la siguiente jugada, cuando Santos todavía seguía con la euforia de su gol, la Bomba cazó un rechace de Carlos Acevedo para reventar las redes y empatar el marcador.

Para ese momento el partido ya estaba cumpliendo con las expectativas, ambos ya habían mostrado su poder al ataque confirmando porque son las mejores ofensivas del torneo, no obstante, Suárez traía sed de revancha en esta cancha y repitió la jugada del gol para recuperar la ventaja al guardar la pelota en la esquinita de la portería, sin nada que hacer para Memo.

Por supuesto, las Águilas empujaron sus líneas para adelante y mientras fabricaban una jugada a la ofensiva, Álvaro Fidalgo perdió el balón inocentemente y en lugar de tratar de recuperarlo se puso a discutir con el árbitro exigiendo una falta inexistente.

Santos supo aprovechar la oportunidad y en una descolgada a velocidad, Harold Preciado aprovechó la tapada de Ochoa en un primer intento y guardó la pelota por tercera ocasión en el marco americanista.

Ya en la recta final del partido un autogol de Hugo Rodríguez ilusionó a los de Coapa en una jugada a balón parado que en su intento por cortar el centro desvió el balón a su arco para ponerle nervio a los últimos minutos.

Sin embargo, a este América no lo puedes dejar con vida porque no sabe perdonar y en la última jugada del partido Federico Viñas le dio el ansiado gol a las Águilas para perder la racha de triunfos con la cara en alto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.