BRAVOS RESCATÓ EL EMPATE DE ÚLTIMO MINUTO ANTE LA MÁQUINA

Con un hombre menos, los Bravos vinieron de atrás para igualar 2-2 ante los cementeros

La victoria ante Gallos fue solo un espejismo, pues Cruz Azul tenía una ventaja de dos goles ante los Bravos de Juárez y de manera increíble le empataron el partido con un hombre más en el campo.

Cruz Azul llegó con urgencia de puntos a la frontera y rápidamente se le acomodó el partido con la expulsión de Javier Salas a los seis minutos de juego, pero en la segunda mitad apostó por una postura defensiva y lo pago caro.

La Máquina todavía no tiene una identidad y careció de ideas al frente para dañar a unos Bravos heridos que apenas recibieron dos tiros a portería por parte de los cementeros. Pero la suerte estaba del lado celeste, pues Michael Estrada fue derribado dentro de área por el Caco García y aunque el silbante no lo vió, el VAR indicó que había una pena máxima. Al minuto 42 el mismo Estrada hizo efectiva la pena máxima para poner arriba en el marcador a Cruz Azul.

Estrada elaboró una jugada individual por la banda derecha y cedió para Gonzalo Carneiro, quien eludió a Alfreda Talavera para marcar el segundo gol en el minuto 47.

La noche era celeste, pero el segundo tiempo dio un giro inesperado, con unos Bravos envalentonados y una Máquina temerosa que al 86 vio acortada su distancia con gol de Darío Lezcano, en error en la salida de Jesús Corona.

Pero eso no fue todo, pues en el último minuto de partido Jaiber Jiménez cometió una pena máxima que Darwin Machís hizo válida para empatar el partido de manera dramática.

Ahora, el ‘Potro’ tendrá su primera gran prueba en el Máximo Circuito cuando este martes viste a los Rayados del Monterrey, en un partido que podría marcar el despertar de La Máquina o incluso su final en este torneo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.